La música del silencio

la musica del silencioAl leer “Crónica del asesino de reyes” queda clara la capacidad de Rothfuss de contar historias y crear personajes.  Creo que uno de los trucos que despliega es que no nos cuenta todo de ellos  o sus historias. Por eso quedamos esperando, por eso queremos saber más. No conocemos del todo o casi nada de Denna, Bast o Auri. También creo que algunas de las respuestas las encontraremos allá por el tercer libro de la saga, a lo mejor serán importantísimos y se entretejerán con la historia principal o tal vez no…Y seguramente estoy muy equivocada. Pero a mí me gusta pensar que sí, que entre los pliegues del relato nos encontraremos con más de alguna perla sobre estos u otros personajes.

Con esa intención comencé a leer “La música del silencio”.  Por Auri, esa niña extraña, dulce y dañada. Pero ya desde el inicio el autor nos advierte que esta historia tal vez no sea para todo el mundo, cosa que reitera en la nota final como si quisiera hacer quedar mal al lector que no le gustó mientras aparenta disculparse. En fin, manías, cosas de los artistas. Algo que podríamos esperar de Rothfuss.

A pesar del desalentador prólogo seguí adelante con el libro. Como me ha pasado otras veces con este autor la historia no me enganchó mucho al comienzo y estuve a punto de abandonar su lectura o postergarla hasta un mejor momento. Pero al fin llego el fin de semana y tuve tiempo de dedicarme más de dos horas seguidas a leer.

Para mí este libro resultó de dulce y agraz. Por un lado Rothfuss tiene una forma bellísima de narrar sus historias. Es innegable su capacidad para generar imágenes hermosas y evocar los sentidos. Hay escenas que se pueden oler. Eso fue lo que me ayudó a llegar al punto en que ya no podía dejar de leer. Como diría Auri: No podía ser tan grosera y dejar el libro solo y medio leído sintiéndose usado y abandonado.

Por otro lado, tal como es Auri esperaba una historia extraña o distinta pero la verdad es que me decepcionó un poco la falta de acción y de otros personajes y sobre todo no saber más de Auri. Es que falta también la estructura tradicional de una novela, ya sabes, inicio, conflicto, desenlace, etc. Eso hace que se vuelva un poco monótona y solamente con la bella prosa de Rothfuss no alcanza, hay que ponerle voluntad para acabar la historia.

Este libro comenzó como un cuento muy largo y se fue pareciendo mucho a un estudio psicológico del personaje. La verdad no sé como le digan los escritores pero es como un ejercicio del autor para conocer más a su personaje, dejar que Auri, haga lo que hace siempre y ver cómo piensa y siente.

Claro que hay cosas nuevas, que no diré aún para no arruinar la historia pero son  pistas sueltas (algunas más grandes que otras) y no es realmente un camino para conocer a la querida Auri. Al igual que muchos sigo preguntándome ¿Quién es Auri? ¿De dónde vino? ¿Qué le pasó? Y casi estoy segura de que fue algo horrible y de qué tiene algo que ver con la magia.

Dañada, rota y sola

Al principio, cuando leía “El nombre del viento”, creí que  Auri podía ser un ser fata o tener algo que ver con ellos. Luego pensé que lo más lógico era que fuera una alumna de la Universidad que perdió la razón por andar tonteando con fuerzas que es mejor dejar en paz. Por lo menos encontré la certeza de lo segundo en este libro. Y no hago ningún spoiler porque sale en la pequeña sinopsis de la lengüeta del sobrecubierta del libro.

ALERTA DE SPOILER- a partir de aquí puedes encontrar parte del argumento. Sí sigues leyendo es bajo tu propia responsabilidad.

A medida que avanzamos en la lectura de la saga si bien reconocemos a un personaje frágil, perturbado emocional y mentalmente. Pero en este libro, también vamos descubriendo habilidades y conocimientos que sólo adquieren alumnos aventajados de la Universidad, en áreas como la alquimia y la simpatía y la nominación. Además de otras habilidades como predecir el futuro (¡?) algo que parece sólo alcanzable después de haber perdido el juicio y poder conocer cómo funciona el mundo.

“[…] Estaba su anillo nuevo de oro otoñal. Era muy bonito, sin duda. Y encajaba con él, doblemente brillante. Pero como regalo era… un presagio. Auri no quería insinuarle nada que tuviera relación con demonios”.

Así descubrimos que la adorable Auri es maniática de la limpieza personal pero descuida notablemente su alimentación, está obsesionada con encontrarle el lugar adecuado a cada objeto pero evita a las personas, vive cada día conforme a rutinas y reglas que sólo ella conoce y lo que más quiere es pasar desapercibida, casi mimetizarse con el ambiente ¿Por qué? ¿Para qué?

Además la frágil protagonista de esta historia parece poseer un enorme poder, que sin embargo prefiere no usar la mayoría de las veces.

“Ella había descubierto por sí sola ese secreto. Ella conocía la verdadera forma del mundo. Todo lo demás era sombra y sonido de tambores lejanos. […] Cerró los ojos. Cuadró hombros. Inspiró hondo y despacio. […] El mundo se tensaba cada vez más. […] Se levantó, y dentro del círculo de su pelo dorado sonrió y lanzó todo el peso de su deseo sobre el mundo. Y todas las cosas se estremecieron y todas las cosas supieron cuál era su voluntad. Y todas las cosas cedieron a sus deseos.”

Todo lo anterior refuerza mi idea inicial de que en el próximo libro  Auri tendrá mucho que decir y hacer respecto al futuro de Kvothe y el desenlace de la trilogía.

Algún día, él necesitaría un lugar, y ya lo tenía allí, preparado. […]

[…] Pero para él era completamente diferente. Para él, Auri emplearía todo su deseo. Emplearía toda su astucia y todo su arte. Y entonces haría un nombre para él.

—FIN DEL SPOILER—

Lejos lo que más me conmovió fue esa sensación de soledad  y fragilidad que queda al final del relato. No es sólo la soledad física y evidente. Sino también esa soledad de ser tan única, y estar tan deshilachada, que no puedes ser realmente tú por dentro. Esos fueron a mi gusto los mejores párrafos del relato pude sentir su fragilidad, el vértigo y la angustia.

Es un libro recomendable para los fanáticos que adorarán cada recoveco de la Subrealidad y verán a través de los ojos de Auri. También es recomendable para quienes se hayan acercado a este mundo y aprecien la prosa de Rothfuss por sobre una historia de acción trepidante. Pero, al igual que el autor en el prólogo, no lo recomiendo para quien no conoce  este universo fantástico porque no entenderá nada y difícilmente apreciara la historia.

Ahora tengo más preguntas y muchos asuntos  que esperan resolverse en el tercer volumen de la saga. Si lo logra será genial, pero conociendo el ritmo de Pat Rothfuss ¿no será demasiado para un único volumen? Como siempre solamente nos queda aguardar y seguir leyendo.

Si ya llegaste hasta aquí sí quieres puedes dejar tu comentario más abajo sobre este libro o esta reseña. 😀

La imagen destacada fue sacada de http://www.worldbuilders.org

Todas las imágenes fueron sacadas de la web

Autor: Patrick Rothfuss / Traducción: Gemma Rovira

Editorial: Plaza Janés

I.S.B.N: 978-84-01-34357-5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s